Curso a distancia “Ciudadanxs en Bicicleta”

“Ciudadanxs en Bicicleta”, Curso a Distancia de Conducción Segura de la Bici

Este primer curso de capacitación de alcance nacional en conducción segura de la bicicleta, que presentan la Asociación de Ciclistas Urbanos (ACU) y Ciclofamilia, se propone enriquecer la experiencia del pedaleo y aumentar la seguridad de los ciclistas en los ambientes viales.

Inscribite gratuitamente.

Requisito: mayor 16 años.

ATUALIZACIÓN 2: ¡Ya pueden inscribirse a la 2da edición 2018!

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más

Campaña Registro Colaborativo de Incidentes Ciclistas

El Registro Colaborativo de Incidentes Ciclistas es una herramienta colaborativa cuyo objetivo es documentar la cantidad, tipo y frecuencia de incidentes protagonizados por ciclistas que los instrumentos estadísticos tradicionales no llegan a capturar.


Esta tarea es una función indelegable del estado, pero creemos necesario poder contar en el ámbito de la CABA con información fiable y de primera fuente sobre incidentes de distinta gravedad donde los ciclistas resulten víctimas y poder generar informes independientes del gobierno que sirvan de insumo para elaborar más y mejores acciones de seguridad vial para los ciclistas.
Tenemos un acuerdo con el Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad de Buenos Aires, a quien le enviaremos los datos de incidentes.

Para colaborar podés difundir y en caso de asistir o ser parte de un incidente, subir los datos al RECIC.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más

¿Infraestructura ciclista segura?

Ciclovías discontinuas: Virrey Cevallos y Moreno

Ya todos sabemos el crecimiento que ha experimentado el ciclismo urbano en la ciudad de Buenos Aires y como se expandió la infraestructura ciclista impulsada desde hace varios años por los diferentes gobiernos locales, y ahora nos enfrentamos a un problema que venimos planteando desde hace mucho tiempo y que surge de la necesidad de mantener y mejorar todo lo que se hizo hasta ahora.

Con el auge del ciclismo urbano y su promoción durante estos últimos años, se implementó en Buenos Aires la construcción de una red interconectada de ciclovías protegidas por las calles de la ciudad que hoy llega a unos aprox. 230 km, y si bien han contribuido enormemente a que la gente se anime más a salir en bicicleta, han quedado en un estado de abandono que merece ser reclamado por quienes nos movemos todos los días en bicicleta.

Las ciclovías protegidas de la ciudad son bidireccionales y de un ancho aprox. de algo más de 2m lo cual las hacen bastante limitadas en cuanto a la circulación, por ejemplo, de bicicletas cargo que tienen un ancho de maniobra más amplio que cualquier otra bicicleta convencional, a lo que sumamos la problemática que suman para con los peatones, que si bien muchos ya han incorporado estas ciclovías en sus mentes, muchos otros todavía solo miran hacia donde vienen los vehículos motorizados porque esa es la costumbre que todos tenemos naturalizada. Además de que el carril adyacente al cordón-cuneta es normalmente de cemento y con cierto declive, lo cual lo hace bastante incómodo de transitar, sin mencionar que los días de lluvia se torna resbaladizo, lo que nos puede hacer perder el equilibrio arriba de la bicicleta.

 — Leer Ciclismo urbano: severas deficiencias en la infraestructura

El diseño e implementación de una red interconectada no es fácil de lograr en una ciudad tan grande como Buenos Aires, y destacamos el esfuerzo en querer lograrlo, pero lo que más nos preocupa es que al momento de diseñar la red no se han contemplado factores de circulación fundamentales que solo si te subís a una bicicleta se pueden experimentar y esos errores de diseño se ven en muchos rincones de la ciudad y los padecemos todos los días.

Para que una red de ciclovías sea cómoda, segura y eficiente, deben estar debidamente interconectadas en función del tránsito de bicicletas y de la experiencia del usuario, y sin embargo en muchos casos eso no sucede, poniendo a los/as ciclistas en situaciones de riesgo indeseadas como quedar de contramano, u obligar a transitar por la vereda o haciendo trayectorias que, si bien en muchos casos son tomadas como temerarias por conductores/as, las hacemos porque debido al diseño nos resulta más seguro hacerlas de esa manera y no de otra.

https://twitter.com/pablolebedinsky/status/1097505875567263745?s=19

Los casos más destacados en relación al diseño de ciclovías, entre otros, son aquellos en los que una ciclovía se interrumpe de repente y luego continua 100/200m más adelante, que para un/a ciclista que viene en el sentido del tránsito no representa un enorme riesgo, a pesar de tener que salir de la ciclovía, pero para quien viene de contramano al tránsito vehicular motorizado sí representa un riesgo, porque no solo obliga a salir de la ciclovía, sino que te pone de contramano, o en su defecto debes bajarte de la bicicleta para seguir caminando, o como hacen muchos, seguir camino arriba de la bicicleta con el peligro que eso representa para los peatones, lo cual hace que esa ciclovía deje de ser cómoda, segura y eficiente.

Algo que los/as responsables de gestionar infraestructura ciclista deben entender es que muchas personas, especialmente aquellas que no cuentan con mucha experiencia andando en bicicleta, se enfrentan a situaciones que las ponen incómodas y eso da lugar a que se realicen maniobras que pueden generar todo tipo de incidentes que todos queremos evitar. Hay que pensar el diseño desde arriba de una bicicleta, experimentando sensaciones, modos, y poniéndose en la cabeza de quien va a usar esa ciclovía todos los días. Interrumpir una ciclovía, cualquier sea su razón, es un error de diseño, y si aun así quieres hacerla entonces es preferible hacerla en otro lado o no la hagas.

https://twitter.com/pablolebedinsky/status/1090279465031213058?s=19

Otro tema que debemos considerar importante es el mantenimiento de cada ciclovía porque la bicicleta no es un auto o camión y cualquier imperfección en el pavimento puede causar un daño, no solo a la bicicleta sino a quien la conduce. Es fundamental que el asfalto por donde circulan las bicicletas sea liso y sin imperfecciones que puedan causar un incidente. Hoy no se le presta debida atención a este problema y queremos que esto sea parte de la gestión de movilidad sustentable y segura y no dejar en manos de terceros el arreglo de cualquier obra sobre infraestructura ciclista.

Conectar, mantener, reparar, señalizar son acciones que generan seguridad para quienes andamos en bicicleta por la ciudad, nos queremos sanos/as, nos queremos vivos/as y por sobre todas las cosas nos queremos seguros/as.

Confiamos en que los/as funcionarios/as le darán la oportunidad al bici-activismo de sentarse en la misma mesa de trabajo donde se toman las decisiones, para que la gestión sea realmente integral y multidisciplinaria, de lo contrario todo seguirá encerrado en un círculo que no representa al usuario, que en definitiva es el destinatario final de las decisiones que allí se tomen.

Seguridad vial no solo es controlar la circulación de vehículos sino también gestionar infraestructura vial que permita que esa circulación sea óptima para cada uno de los actores de tránsito.

 

Pablo Lebedinsky es biciactivista, socio y colaborador de ACU. Pueden seguirlo en Twitter.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más

CABA: incidentes viales de ciclistas

La información del Observatorio Vial como eje

Tres muertes de ciclistas en lo que va del año –una de ellas dentro de una ciclovía-, todas por atropellos de colectivos, no necesariamente marcan un tendencia, pero encienden “luces amarillas” sobre el objetivo del gobierno porteño de bajar un 30% el número de víctimas fatales en incidentes de tránsito.

Esto motivó que solicitáramos una reunión a las autoridades de la Subsecretaria de Movilidad Sustentable y Segura como organización firmante del “Acuerdo por la Seguridad Vial” en el marco del Plan de Seguridad CABA. La misma se llevó a cabo el miércoles 7/3/18

La primera parte del encuentro sirvió para recibir un detallado informe de la responsable del Observatorio Seguridad Vial de la CABA sobre la tarea de ese organismo, que perfeccionando una metodología similar a la empleada por la Defensoría del Pueblo CABA, recibe planillas de la Dirección General de Comisarias con datos de siniestros de tránsito con heridos y fallecidos en el lugar del hecho. Estas cifras –solo cuantitativas- se cruzan con otras que generan los Hospitales de agudos, el SAME y la morgue del Poder Judicial. Su sistematización y análisis se comunican en informes anuales.

Los resultados son fidedignos respecto a víctimas fallecidas en el lugar de ocurrencia. Esta circunstancia valora la tarea del Observatorio como primer paso en el intento de cuantificar los efectos de la violencia vial, pero resulta insuficiente ya que se ignora la causalidad de la mayoría de estos siniestros. Respecto de los lesionados, un ítem de importancia numérica cuando hablamos de ciclistas, los datos no son tan certeros y se advierten subregistros.

En la continuidad del encuentro –ya con la presencia de la Subsecretaria- manifestamos que entendemos indelegable la tarea del GCABA en la gestión de los datos siniéstrales, pero planteamos la posibilidad de generar alguna herramienta que sirva tanto para la participación ciudadana como gestora de información complementaria para el Observatorio Vial, en vista de que las cifras de incidentes que involucran a ciclistas, por su relativamente bajo volumen, posibilitarían estudios más detallados. En ese sentido expresamos que ACU –dato conocido por nuestros interlocutores- cuenta con los cuadros técnicos idóneos para colaborar en la tarea.

Otra preocupación que llevamos a la reunión es que la capacitación sobre el uso responsable de la bicicleta debiera necesariamente tener en cuenta los saberes y la experiencia de los propios ciclistas, incluso en la formación de otros conductores.

De parte del Gobierno se anticipó que se encuentra en etapa de revisión final un estudio específico con la problemática ciclista y que existen mapeos de puntos negros. Asimismo que se intentaría generar y compartir estudios de avance, o parciales, ante la complejidad en la elaboración de cifras anuales definitivas.

Se acordó entonces trabajar en la formación de un ámbito que haciendo eje en los insumos brindados por el Observatorio de Seguridad Vial las autoridades compartan las metodologías usadas, así como los logros y dificultades que tienen para lograr documentar la violencia vial. Bajo ese “paraguas” temático en el espacio a convocar se analizarían los resultados con la comunidad ciclista con interés en el tema, para discutir qué soluciones y/o tipo de campañas podrían implementarse para reducir los índices de siniestralidad.

ACU propuso realizar un encuentro preparatorio con la comunidad ciclista.

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más

¿HAY DATOS SOBRE SINIESTROS VIALES?

Los sub registros en el caso de las bicicletas

Los medios y la opinión pública de nuestro país se reiteran la pregunta ante la difusión de cifras de fallecidos por la violencia vial que pueden oscilar entre los 5000 y los 10000 según “la fuente”.

El cuestionamiento se magnifica ante hechos que conmocionan, como los tres ciclistas atropellados por colectivos en la CABA en menos de un mes. En esa oportunidad desde ACU expresábamos sobre las causas de los siniestros de tránsito que…”no sabemos en qué situaciones se producen, no tenemos datos cualitativos de cómo suceden estos accidentes”, y coincidíamos con la opinión de Argentina en Bici (ABi)…”a la actualidad no disponemos como organización ni como ciudadanxs de datos oficiales que puedan servir como fuente de análisis…las estadísticas y su correcto análisis son un instrumento esencial para políticas públicas equitativas para todo el territorio argentino”.

En el caso de los hechos que involucran a ciclistas suele además haber un sub registro de los lesionados. Este “defecto” no es exclusivo de la argentina tal como lo refleja un estudio de la revista “Accident Analysis and Prevention” con la colaboración de 7000 usuarios de 17 paises.

En ACU nos proponemos informar –en sucesivas entradas- las fuentes de los pocos datos CUANTITATIVOS con que cuenta nuestro país en materia de siniestros viales. El objetivo no será hacer foco en el magro resultado obtenido a la fecha, sino que aquellxs ciudadanxs, grupos e instituciones que se interesen por la temática puedan exigir a los entes encargados de la recolección de datos siniestrales el cumplimiento de su tarea.

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más