CABA: incidentes viales de ciclistas

La información del Observatorio Vial como eje

Tres muertes de ciclistas en lo que va del año –una de ellas dentro de una ciclovía-, todas por atropellos de colectivos, no necesariamente marcan un tendencia, pero encienden “luces amarillas” sobre el objetivo del gobierno porteño de bajar un 30% el número de víctimas fatales en incidentes de tránsito.

Esto motivó que solicitáramos una reunión a las autoridades de la Subsecretaria de Movilidad Sustentable y Segura como organización firmante del “Acuerdo por la Seguridad Vial” en el marco del Plan de Seguridad CABA. La misma se llevó a cabo el miércoles 7/3/18

La primera parte del encuentro sirvió para recibir un detallado informe de la responsable del Observatorio Seguridad Vial de la CABA sobre la tarea de ese organismo, que perfeccionando una metodología similar a la empleada por la Defensoría del Pueblo CABA, recibe planillas de la Dirección General de Comisarias con datos de siniestros de tránsito con heridos y fallecidos en el lugar del hecho. Estas cifras –solo cuantitativas- se cruzan con otras que generan los Hospitales de agudos, el SAME y la morgue del Poder Judicial. Su sistematización y análisis se comunican en informes anuales.

Los resultados son fidedignos respecto a víctimas fallecidas en el lugar de ocurrencia. Esta circunstancia valora la tarea del Observatorio como primer paso en el intento de cuantificar los efectos de la violencia vial, pero resulta insuficiente ya que se ignora la causalidad de la mayoría de estos siniestros. Respecto de los lesionados, un ítem de importancia numérica cuando hablamos de ciclistas, los datos no son tan certeros y se advierten subregistros.

En la continuidad del encuentro –ya con la presencia de la Subsecretaria- manifestamos que entendemos indelegable la tarea del GCABA en la gestión de los datos siniéstrales, pero planteamos la posibilidad de generar alguna herramienta que sirva tanto para la participación ciudadana como gestora de información complementaria para el Observatorio Vial, en vista de que las cifras de incidentes que involucran a ciclistas, por su relativamente bajo volumen, posibilitarían estudios más detallados. En ese sentido expresamos que ACU –dato conocido por nuestros interlocutores- cuenta con los cuadros técnicos idóneos para colaborar en la tarea.

Otra preocupación que llevamos a la reunión es que la capacitación sobre el uso responsable de la bicicleta debiera necesariamente tener en cuenta los saberes y la experiencia de los propios ciclistas, incluso en la formación de otros conductores.

De parte del Gobierno se anticipó que se encuentra en etapa de revisión final un estudio específico con la problemática ciclista y que existen mapeos de puntos negros. Asimismo que se intentaría generar y compartir estudios de avance, o parciales, ante la complejidad en la elaboración de cifras anuales definitivas.

Se acordó entonces trabajar en la formación de un ámbito que haciendo eje en los insumos brindados por el Observatorio de Seguridad Vial las autoridades compartan las metodologías usadas, así como los logros y dificultades que tienen para lograr documentar la violencia vial. Bajo ese “paraguas” temático en el espacio a convocar se analizarían los resultados con la comunidad ciclista con interés en el tema, para discutir qué soluciones y/o tipo de campañas podrían implementarse para reducir los índices de siniestralidad.

ACU propuso realizar un encuentro preparatorio con la comunidad ciclista.

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail