Ciclologística: Transporte a escala humana

En el mundo la utilización de ciclorodados para diferentes tareas de logística se ha ido extendiendo cada vez más, desde pequeños negocios hasta grandes empresas. El concepto de Última milla (last mile) hace referencia a la entrega de mercadería dentro del área urbana, al punto de venta.

Los beneficios son múltiples. Son una solución económica y amigable con el medioambiente. El uso de bicicletas colabora en la disminución de la congestión del tránsito, de siniestros viales y la disminución de la contaminación, ya que no emiten polución y producen muy poco sonido.

En su mayoría, las bici-cargo tienen asistencia eléctrica y los modelos estándar de transporte de mercadería soportan hasta 200kg.

En nuestro país el potencial es enorme y la perspectiva, con el crecimiento de infraestructura ciclista en crecimiento, es alentadora.

A pesar de ello y siguiendo los ejemplos de países donde estos vehículos se han instalado con éxito, se hacen imprescindibles acciones de promoción, subvenciones y revisión de la infraestructura que no permite la circulación de ciclorodados de 3 o 4 ruedas.

Descargar documento completo CicloLogística: Transporte a escala humana (PDF)

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail