Cómo atar la bici y elegir cadena segura

En los casos en que no tenemos mejor opción que dejar nuestra bicicleta fuera de nuestra visión, podemos seguir estas sugerencias para que quede lo más asegurada posible, aunque ninguna opción es 100% segura.

Elección de la cadena

Hay distintos tipos de cadena y distintos tipos de cerradura. Hay 3 que podemos utilizar como seguro principal:

La U-lock es la más segura pero a veces puede ser difícil de ubicar, justamente por tener un tamaño fijo. La cadena articulada rígida es una excelente opción ya que se adapta a más situaciones. La cadena gruesa es incómoda y depende de un buen candado.
Como complemento para la segunda rueda y el asiento podemos usar una linga flexible, pero nunca como protección principal ya que se cortan con facilidad.

Tipo de cerradura

Cómo atar la bicicleta

Debemos asegurar cuadro, las 2 ruedas y el sillín a un lugar que no pueda romperse fácilmente o removerse.
En caso de tener solo una cadena, debemos tratar de asegurar cuadro y una rueda, la trasera preferentemente ya que es la más cara. Si tenemos cierre ràpido, podemos extraer la rueda delantera para así asegurar ambas ruedas con el cuadro.

Ubicar la cadena lo más alto posible.

Imagen relacionada

Otras consideraciones

Remover todos los accesorios que puedan extraerse con facilidad como luces, portacelulares, etc.

En un estacionamiento podemos tener la precaución de sacarle una foto para tener pruebas de cuando, dónde y cómo la dejamos.

Si nuestra bicicleta tiene número de serie en el cuadro, sacarle foto. Está ubicado debajo de la masa, entre los pedales, del lado de abajo.

Al comprar una bicicleta nueva, guardar la factura. Si la compramos usada, pedirle copia de la factura. Si sospechás que la bicicleta puede ser robada, no la compres; esa podría ser tu bicicleta.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más