Las Naciones Unidas recomiendan dedicar el 20% del presupuesto de transporte a peatones y ciclistas

“Alrededor de 140 personas morirán en accidentes de tráfico mientras se lee este informe; uno cada treinta segundos. Eso es 1,3 millones de madres, padres y niños muertos en 2016, con más cada año en que se falla en solucionar el problema.
Para el año 2030 llegará a los casi 30 millones de amigos y familiares perdidos.
Habría un escándalo internacional si el mundo dejara morir, a sabiendas, a toda la población de Australia, Ghana o Nepal en tan sólo 15 años.
Sin embargo, aceptamos en voz baja que morirán más todavía, en accidentes de tráfico.”

unepEsta es la introducción del informe Mirada global sobre peatonalidad y ciclismo, de la UNEP, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Caminar y andar en bicicleta son más que modos de transporte de baja emisión de carbono. Mejoran además la calidad urbana y facilitan la cohesión social. Son modos baratos, flexibles, personales sin los cuales la mayoría de las personas en países de bajos y medianos ingresos, son incapaces de participar en la economía y en la comunidad, o acceder a la educación, la asistencia sanitaria y otros servicios urbanos.”

Recomendaciones

El informe finaliza con “Cinco recomendaciones para los responsables políticos nacionales y de la ciudad para salvar vidas, reducir la contaminación y obtener ciudades en movimiento.”

  1. Da el primer paso.
    Introducir políticas nacionales o locales para el Transporte no motorizado (NMT) si no las tiene. Utilice nuestra lista de control de políticas como una guía sobre qué incluir. Si usted tiene  políticas, ¿necesita revisarlas?
  2. Presupuesto para el Transporte no motorizado.
    Aparte por lo menos el 20% del presupuesto total del transporte para financiar programas para el Transporte no motorizado (NMT) a nivel nacional y local.
  3. Medir la Millas.
    Establecer objetivos cuantificables y medibles, recoger los datos que necesita y evaluar su éxito. Si usted no sabe si su política está funcionando y cómo, no se sabe si se dirige en la dirección correcta. Tenga el valor de cambiar de rumbo.
  4. Trabajar juntos
    El acceso y la movilidad afecta a todas las personas y a casi todos los ámbitos de nuestra vida. Por lo cual, debe incluirse una amplia gama de partes interesadas en su planificación e implementación. Pregunte a los usuarios donde caminan o andan en bicicleta, qué necesitan. Preste especial atención a los usuarios más vulnerables, tales como mujeres, niños, ancianos y personas con problemas de movilidad.
    No trate de replicar lo que otras ciudades o países hacen sin tomar su contexto local en cuenta.
  5. Haz lo que dices
    “La voluntad política’ no es sólo sobre el desarrollo e implementación de políticas, sino también sobre defender activamente a los Transportes no motorizados como un modo de igual status a los vehículos particulares. Mientras que el Transporte no motorizado sea visto como una alternativa de bajo estatus, no recibirá el espacio vial, los presupuestos y la atención que merece.

Leer el informe completo: Global Outlook on Walking and Cycling, UNEP, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más

Ciclismo urbano: severas deficiencias en la infraestructura

(Nota publicada originalmente en Notas.org.ar)

Las ciclovías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires suelen ser mencionadas en diversas publicaciones periodísticas como un ejemplo a imitar, sin embargo, aunque ciertamente la construcción de una red de ciclovías es una innovación de importancia, tanto el proyecto como su realización presentan severas deficiencias.

screen-shot-2016-10-18-at-8-00-01-p-mAncho: el ancho recomendado para ciclovías bidireccionales ronda los 240 cm y 180 cm para las ciclovías unidireccionales. En CABA pocas ciclovías respetan este ancho, llegando algunas a ser tan delgadas que dificultan seriamente la circulación.

Ubicación en la calzada: están construidas sobre la cuneta, sector diseñado para recoger y conducir el agua de la lluvia. El asfalto es impermeable y, por su inclinación, el agua escurre hacia sus lados. Esto permite mantener el 90% de la calzada limpia y seca. El problema aparece cuando utilizamos el sector remanente, que no está destinado para la circulación de vehículos.

Falta de agarre: las cunetas son de cemento, por su durabilidad. Este espacio no está contemplado para el desplazamiento de vehículos. Este material tiene menor adherencia, lo cual produce resbalones.

Agua y basura: por su función, este sector contiene agua y residuos. Está previsto que el agua de la calzada y la acera fluyan hacia este sector barriendo consigo los desechos de ambas áreas. Incluso la acción humana lleva los desperdicios hacia ese “espacio de nadie” entre la calle y la vereda. Las bicicletas se resbalan o se encuentran con objetos punzantes que dañan las cubiertas.

(Continuar leyendo…) (más…)

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leer Más